Bodegas Arúspide - Valdepeñas - Castilla la Mancha

Elaboración

Bodegas Arúspide, una enología de precisión

Selección y Vendimia

Crianza en barrica y en botella

En Bodegas Arúspide, después de la segunda selección en la cinta, se despalilla y se estruja la uva, encubándose en un depósito de acero para que de comienzo la fermentación durante 9 ó 10 días, haciendo 2 ó 3 remontados diarios (con la intención de que el vino se oxigene).

Para aquellos vinos destinados a crianza, se realiza el sangrado de los depósitos donde se inicia la fermentación maloláctica. A continuación se trasiega a las barricas de roble francés donde reposan unos meses.

El envejecimiento en botella, última etapa para los vinos de crianza, es muy importante. Las botellas se dejan en botelleros para que terminen de redondearse. El tiempo de envejecimiento en botella es al menos igual al tiempo de estancia en barrica de roble francés.

Maceración carbónica

Los vinos de maceración carbónica son vinos jóvenes, pletóricos de color, aromas y sabor, que alegran nuestras mesas con potencial frutal.

Todo empieza en los campos con una vendimia de lo más cuidada para no estrujar la uva. Con la llegada de la uva a Bodegas Arúspide, se introducen los racimos enteros sin despalillar por la parte superior del depósito, habiéndolo previamente inertizado con nitrógeno, para evitar la oxidación de la uva y favorecer la fermentación. Cuando el depósito está a un 80% de su capacidad, se cierra. Al cabo de unas horas, comienza la fermentación intracelular dentro de cada uva, y suele durar entre 4 y 5 días, en el caso de los blancos; y entre 12 y 14 días, en los tintos.

A continuación, se sacan los racimos de los depósitos para pasar por una prensa neumática donde se va a extraer el mejor mosto vino. Éste empezará entonces la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable para alcanzar su grado alcohólico definitivo y todas sus grandezas.

Bodegas Arúspide